13
Oct
07

05d 22h 28m 30s

Ese es el tiempo que, mientras empiezo a escribir, falta para que empiecen a sonar motores en Sao Paulo.

Fernando Alonso contra Lewis Hamilton y McLaren -sin dejar de lado a Raikkonen que es igual o más duro que el británico-.

Para que Alonso gane el Mundial no se necesita ningún milagro, al menos no uno muy grande, porque yo cuento dos comos los milagros de este año. El primero lo tenemos reciente, Hamilton quedando en la puzolana, un milagro “made in” San Ganchao como rezó Gonzálo Serrano. Pero para milagro el de que Alonso llegue con posibilidades de ser campeón a la última carrera.

Después de ver cómo ha transcurrido el año, lo verdaderamente milagroso no es que ganase, sino el hecho sobresaliente de estar a tan sólo 4 puntos de su compañero (el trepa y el enchufado que todo hijo de vecino aguanta en el trabajo) . Pero bien, podríamos decir que no es un milagro que se debe a las manos de matrícula de honor del ovetense y, en parte, tendríamos razón. Pero no pienso caer en la misma incultura de los que alaban a Alonso incluso cuando no tiene defensa posible. ¿Que Alonso ha cometido errores que antes no cometía? si. ¿Que a Alonso no se le ha visto concentrado como en sus dos campeonatoas anteriores? si. Las explicaciones que se pueden dar varían tanto como el Euribor, pero el denominador común de todas tiene un nombre de hamburguesa: McLaren. Convirtió a un bicampeón en un “escudero” o en un mero “probador” con la licencia para conducir el fin de semana, no defendió a su piloto cuando se le atacó injustamente, no se posicionó cuando ganaba por aplastamiento, se dejan influenciar contra él por la prensa y el colmo de los colmos: proclamaban que su guerra por el Mundial es…¡con Fernando Alonso!. Durante la Segunda Guerra Mundial habría sido gracioso ver a los italianos luchar contra los alemanes por recuperar Grecia, posición que perdieron estrepitosamente (se queda corta esta definición) y que posteriormente ganó Alemania. Habría sido gracioso, sobre todo, porque eran aliados…la misma palabra que supuestamente une a McLaren y al piloto español.

El domingo 21 acaba el Mundial 2007 y pase lo que pase me quitaré el sombrero ante Fernando Alonso, el bicampeón. Si lo consigue porque ha hecho posible lo imposible como nos prometió en China y porque ganar un mundial con el único apoyo que el de tu gente es difícil sobre todo, porque ellos no entienden de coches. Si no logra hacerse con el Mundial también me levantaré, y estaré en contra de mi ídolo Senna, quien defendía que el segundo era el primero de los perdedores porque, este año, el segundo es el primero de los limpios. Y ya se sabe, la suciedad se barre y desaparece.

Por último, nuestro grito de guerra para Brasil; sacado de conversaciones en el  blog de Briatore (http://briatore.wordpress.com) y gracias a númeroquince: Túmbalo en Brasil, Nano, ¡túmbalo!.

Anuncios

0 Responses to “05d 22h 28m 30s”



  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: